Sala de Prensa

Las TIC como palanca de cambio

"Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo." Arquímedes.

Gracias al buen trabajo realizado durante los últimos años, el sector TIC en España se encuentra entre los más digitalizados del mundo. A nivel global estamos asistiendo a una revolución no solo tecnológica sino también social, y del asentamiento de bases sólidas va a depender que problemas globales puedan tener solución a través de la transformación digital.

Pasada la fase de la conectividad, en la cual España lidera en Europa (la red de fibra en España es mayor que la suma de Francia, Alemania, Reino Unido e Italia juntos), el siguiente paso es la gestión de los datos, que permitirá avanzar en la resolución de los retos que plantean la economía y la sociedad. El éxito en esta cruzada pasa por hacer la transformación digital de las organizaciones, cuestión que ha cobrado especial relevancia en los últimos tiempos con el COVID-19. Desde EMESA se han aportado soluciones informáticas y de comunicaciones, acompañando a nuestros clientes en la adaptación paulatina a los nuevos tiempos.

No hace mucho escuchaba en una conferencia el término de Transformación Digital, y reconozco que la primera impresión fue la sorpresa en el sentido de que aquel conferenciante lo comunicaba como algo innovador y moderno. Enseguida me vino a la memoria la pregunta desde cuando estábamos trabajando en la digitalización y si aquel trabajo tenía algo que ver con este nuevo concepto. Sin profundizar mucho, ambos conceptos parecen lo mismo, pero existen diferencias que los distinguen. Así, de forma resumida, podemos decir que uno es el efecto (la Transformación Digital), y el otro es la causa (la digitalización).

La Transformación Digital tenemos que encuadrarla dentro del marco general de los procedimientos. Los elementos más actuales con los que cuenta esta Transformación Digital son la Cloud, el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial (IA).

Pero para que tenga lugar una verdadera Transformación Digital deben darse una serie de circunstancias entre las que se encuentran:

  1. Una adecuada estrategia a nivel nacional que ponga las bases y lidere el cambio. Se observa una falta de timón que defina el cambio a seguir por los diferentes agentes involucrados (Administración Pública y Empresas), si bien son muchos los pasos positivos que se han dado en los últimos años, habiendo avances en la coordinación de los sectores públicos y privados.
  2. Inversiones TIC: el gasto en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (en adelante TIC) decrece en los últimos años y la inversión le acompaña con un ritmo decreciente desde el año 2011. El 54% de las empresas del sector están localizadas en Madrid y Cataluña, representando sólo Madrid más del 70% del total de facturación. El presupuesto TIC en la Administración Pública supera tímidamente el 1%.
  3. Política de personal: aún las PYME no cuenta de forma generalizada y estándar con un plan estratégico en el capítulo de personal TIC. En general se admite que las organizaciones las conforman las personas y, sin embargo, el sector palanca de las TIC es el siempre olvidado. Los datos arrojan resultados sorprendentes de la efectividad que supone la inversión en el capítulo de personal respecto al beneficio en términos de resultados. Por otra parte, el desarrollo de las TIC está exigiendo el desarrollo de nuevas competencias en las profesiones y la aparición de nuevos perfiles. Además, el ciudadano está cada vez más informado gracias a internet, lo que supondrá la exigencia de nuevas habilidades de comunicación por parte de los profesionales.

Los grandes contenedores de información pueden ser gestionados hoy en día a través de sistemas de inteligencia artificial, y sus resultados van a cambiar la forma en la que nos relacionamos con el mundo. Será crucial la formación para tener grandes profesionales que sepan dirigir y orientar las organizaciones para aprovechar el potencial de las tecnologías de la información y la comunicación.

Somos incapaces de imaginarnos cosas que nos deparará el futuro, pero de lo que estamos seguros es que para que la transformación sea buena para todos debe ser sobre todo inclusiva y humana.

 

José Lorenzo Romero

Director de organización y procesos de EMESA

Acerca de Emesa

En Emesa creemos en las sinergias que ofrece la tecnología al servicio de las personas. 

La proximidad, la cercanía, y la atención proactiva y preventiva son los valores más característicos de una compañía que lleva la innovación en el ADN.

Conectamos equipos, acercamos personas. 

Certificados de calidad

sello 9001
sello 14001

Buscar